CONOCIMIENTO ANCESTRAL-MITOLOGÍA-SUEÑOS-PSICOLOGÍA-ALIMENTACIÓN

Contenidos en Cuarto Camino, Filosofía, Mundo Onírico, Simbología, Medicina Natural, Al filo del Sistema, Técnicas Ancestrales.
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  GaleríaGalería  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Accede a los ciclos formativos a través de http://ergasofia.com/ o escribiendo a ergasofia.escuela@yahoo.es
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Foro
Compañeros
Crear foro

Comparte | 
 

 Disonancia cognitiva, topes y visión de la Realidad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sun ki
Discípulo/Discípula
Discípulo/Discípula
avatar

Mensajes : 66
Fecha de inscripción : 04/01/2014

MensajeTema: Disonancia cognitiva, topes y visión de la Realidad   10/15/2014, 09:23

Cuando analizamos la personalidad humana vemos claramente que la mentira forma parte de nosotros, y que sin ella no somos lo que somos ni estamos como estamos.

En el ser humano, durante su etapa de crecimiento y hasta la edad adulta, se forjan los egos con los cuales afrontará las vicisitudes que surgen en la vida. Se identificará con una serie de rasgos psicológicos, creando una imagen concreta de sí mismo, y al mismo tiempo producirá -o más bien, destacará- una serie de características según el contexto en que se encuentre. Con un grupo se comportará de una manera, con la familia, de otra, con la pareja y los hijos, de otra, y así indefinidamente. ¿Dónde queda la realidad de sí mismo entonces? Además, ¿Cuándo somos fieles a nuestros valores? ¿Cuándo actuamos desde la teatralidad con la familia, o con la pareja y los hijos, o con el grupo con el que nos relacionamos? Si observamos con atención, constatamos que ésos comportamientos, emociones y pensamientos que surgen en cada contexto, llegan en ocasiones -probablemente en muchas- a ser verdaderamente contradictorios. Son un reflejo claro de las partículas de limadura -que mencionamos en otra ocasión-, chocando entre sí de una forma alocada, sin orden ni control, sin coherencia. En términos psicológicos, estamos hablando de la disonancia cognitiva.

La disonancia cognitiva

El investigador experto en los mecanismos del engaño Robert Feldman, en su obra Cuando mentimos, nos resume qué es la disonancia cognitiva:

Feldman escribió:
Disonancia cognitiva es el término que los psicólogos emplean para designar la tensión que surge por tener dos ideas contradictorias en la mente al mismo tiempo. [...] Según la teoría de la disonancia cognitiva, para resolver esta disonancia, la mente, consciente o inconscientemente, altera una de las dos ideas opuestas. [...] Lo que es importante comprender, sin embargo, es que esta alteración de las ideas y reevaluaciones de criterios representan aparentemente un mecanismo natural y fundamental de la mente humana.

Feldman aquí nos dice que la disonancia cognitiva es inherente al ser humano, pero eso no significa que sea algo positivo; si unimos a esto el factor de que estamos subyugados por una estructura psicológica que funciona incoherentemente con frecuencia, y de la cual tenemos apenas un mínimo de conocimiento, el asunto tiene connotaciones que deberían hacernos pensar en quiénes somos en realidad.

Los ejemplos de disonancia cognitiva son tan infinitos como situaciones haya en la vida. "Me caso con esta persona porque la amo, pero no me caso porque me da miedo que me hagan daño". "Me como un pastel porque está muy bueno, pero no debería por el azúcar". Ocurre continuamente, en todas las facetas de la vida. No existe en nosotros una real claridad mental y emocional a la hora de tomar decisiones.

Pero este hecho lo tapamos de forma generalmente inconsciente. Lo tapamos porque se produce dentro de nosotros un fenómeno psicológico que fue nombrado como exposición selectiva.

La exposición selectiva

Como necesitamos identificarnos con la imagen que tenemos de nosotros mismos para tener confianza en nuestro caminar por la vida, automáticamente defenderemos a ultranza - tanto exterior como interiormente- nuestra posición cognitiva de aquellas informaciones que cuestionen nuestras impresiones sobre la realidad. Como dice Feldman, "Tratamos de exponernos lo mínimo a información que contradice lo que pensamos, en particular lo que pensamos de nosotros mismos, e incluso procuramos evitarla por completo".

El mismo Feldman menciona que el investigador de la Universidad Estatal de Florida, Roy Baumeister, hizo un experimento en el que entregaba a un grupo de participantes unos falsos test de personalidad, repartiéndolos al azar. Algunos de los test mostraban una crítica positiva hacia el receptor, y otros test una crítica negativa. El grupo de investigadores constató que los participantes que recibieron una mala crítica no examinaron demasiado los test, y que los receptores de la crítica positiva leían los "resultados" de la prueba con más atención. Es más que evidente que al ser humano le encanta que lo elogien, y que rechaza la crítica negativa, porque desmonta la buena imagen que tiene de sí mismo. A este fenómeno se le denominó exposición selectiva.

El fenómeno de la exposición selectiva es harto común, un mecanismo de auotengaño que nos sumerge aún más en la hipnosis que vivimos. Leemos el periódico o los libros que son más afines a nuestra percepción de las cosas; nos arrimamos a grupos que participan de la misma visión que tenemos de la realidad. Y todas estas decisiones son tomadas desde el filtro de nuestro condicionamiento particular. Por desgracia, el ser humano tiende a ser profundamente egotista, y su contacto con la realidad lo basa generalmente en lo que considera su correcta visión de las cosas. Por eso mismo, cuando algo no sale como se esperaba, solemos echarle la culpa al que tenemos enfrente, o al Sistema, o a la mala suerte. La culpabilización externa es el resultado de vivir en una ilusión que nos hace creernos grandilocuentes. Cabe la pregunta: ¿Dónde queda la Verdad y la predisposición para buscarla?

Los Topes

En las enseñanzas del Cuarto Camino se menciona un concepto que describe ésas barreras psicológicas que se crean desde la infancia y que tienen como fin amortiguar los choques que producen nuestro caos interno. Estos amortiguadores son conocidos también como "topes". Permítanme darle paso a Gurdjieff por boca de Ouspensky para dar con su definición:

Gurdjieff escribió:
“«Tope» es un término que necesita una explicación especial. Todos saben lo que son los topes de los vagones de ferrocarril: aparatos amortiguadores de choques. Los topes atenúan los efectos de estos choques y los hacen imperceptibles. “En el hombre existen dispositivos exactamente análogos. No son creados por la naturaleza sino por el hombre mismo, aunque involuntariamente. En su origen se encuentran las múltiples contradicciones de sus opiniones, de sus sentimientos, de sus simpatías, de lo que dice, de lo que hace. Si un hombre tuviese que sentir durante su vida entera todas las contradicciones que están en él, no podría vivir ni actuar tan tranquilamente como ahora. Sin cesar se producirían en él fricciones; sus inquietudes no lo dejarían reposar nunca. No podemos ver cuán contradictorios y hostiles entre sí son los diferentes «yoes» que forman nuestra personalidad. Si un hombre pudiera sentir todas estas contradicciones sentiría lo que él realmente es. Sentiría que está loco. “Un hombre no puede destruir sus contradicciones, pero deja de sentirlas cuando los topes aparecen en él. A partir de entonces ya no siente los impactos que resultan del choque entre perspectivas, emociones y palabras contradictorias. “Los «topes» se forman lenta y gradualmente. Muchísimos se crean artificialmente por la «educación». [...] El hombre está rodeado de gente que habla, piensa, siente, vive por medio de sus «topes». Al imitarlos en sus opiniones, acciones y palabras, crea involuntariamente en sí mismo «topes» análogos que le hacen la vida más fácil, ya que es muy duro vivir sin «topes». Pero éstos impiden toda posibilidad de desarrollo interior porque están hechos para amortiguar los choques; empero, los choques, y sólo ellos, pueden sacar al hombre del estado en que vive, es decir, despertarlo. [De en Busca de lo milagroso]

La función de los topes es multiabarcante. La exposición selectiva y la disonancia cognitiva son dos buenos ejemplos de cómo funcionan los topes. La intención de agradar y de comportarse de forma gregaria para conseguirlo es un ejemplo más de tope. Buscamos la comodidad psicológica contra viento y marea, y ésa búsqueda es egocéntrica.

La comodidad psicológica es una forma de vida sencilla, la búsqueda de la autocomplacencia. Ver las miserias de uno mismo, sentir la realidad interior y vivir bajo circunstancias diferentes a las que se está habituado produce incomodidad. Y en el Trabajo sobre sí mismo estas circunstancias son fundamentales para el desarrollo pleno de nuestro Ser. El acto de encarar aquello que no nos agrada suele incomodarnos, pero reconocer las mentiras en uno mismo y las contrariedades a las que nos sometemos cada día de nuestras vidas es esencial para llegar a ver lo que ES y dejar de ver únicamente lo que se quiere ver.

Es nuestra elección decantarnos por la vertiente del servicio a sí mismo, egoísta, entrópica, o por la del servicio a los demás, creativa, expansiva, interparticipativa, en consonancia con la Realidad con mayúsculas.

fuente: http://eternoretornoetre.blogspot.com.es/2014/10/disonancia-cognitiva-topes-y-vision-de.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Disonancia cognitiva, topes y visión de la Realidad
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La Realidad es una Ilusión
» Fraude o Realidad
» LA ATLANTIDA Y EGIPTO, ¿MITO O REALIDAD?
» Bienvenidos a la Realidad "La Energía"
» "La realidad virtual permite al usuario

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
CONOCIMIENTO ANCESTRAL-MITOLOGÍA-SUEÑOS-PSICOLOGÍA-ALIMENTACIÓN :: MISTICA :: GENERAL-
Cambiar a: